sistemas contra incendios

Sistemas contra incendios

La protección contra incendios es un factor determinante a la hora de garantizar una vida tranquila en nuestra sociedad. Los espacios en los que hacemos vida activa contienen muchos elementos que facilitan nuestra interacción, poder realizar nuestro trabajo, compartir con familiares y amigos, es lógico que se deban sumar esfuerzos para proteger las cosas y preciados de algo tan destructivo como un incendio. Por esto, los sistemas contra incendios constituyen la regla general para evitar posibles tragedias.

 

Estos sistemas son una amalgama entre equipamiento de seguridad y un conjunto de normativas estandarizadas, cuyo objetivo principal siempre será la prevención de incendios, complementado con protocolos para el control y extinción de fuegos en caso de presentarse la contingencia. El equipamiento de control y prevención, reúne una tecnología en métodos ignífugos avalada por extensos estudios científicos y de ingeniería.

 

La implementación de estos sistemas cerca de componentes eléctricos, equipos que emitan altas temperaturas y químicos u otros materiales inflamables, es primordial para generar ambientes seguros donde las personas puedan desempeñar sus labores de manera eficiente sin la preocupación añadida de riesgos potenciales a la salud o a la integridad de los bienes de valor.

 

¿Cuáles son los sistemas de protección contra incendios?

 

Para la protección contra incendios se utilizan ciertos dispositivos que se instalan en puntos estratégicos de un edificio. Puntos que deben prefijarse con ayuda de peritos profesionales que evalúen las condiciones del establecimiento, determinen los factores de riego y los lugares vulnerables al fuego y elaboren un plan de seguridad que establezca el protocolo de prevención y protección contra incendios.

 

De manera general, se habla de una protección contra incendios activa y pasiva, cada una con sus características particulares de normativa y equipos determinados:

 

  • Protección Activa

Se refiere a los medios que funcionan permanentemente y que apuntan a la prevención y control de incendios mediante acciones directas. Dentro de este tipo de protección se incluyen los equipos más utilizados como detectores de incendios, extintores y sistemas hidráulicos fijos, sumados a rutas de escape y otros protocolos.

 

  • Protección Pasiva

Son los medios que no actúan directamente sobre el fuego ni poseen algún mecanismo de activación. Son de acción latente y principalmente retardativa y se utilizan en cierto tipo de estructuras para evitar su degradación por fuego. Incluyen materiales aislantes, barreras y sellos cortafuegos, pinturas ignífugas y espumas retardantes.

 

Dada esta clasificación, pasaremos a dar una explicación un poco más detallada de los sistemas para el control de fuegos más utilizados.

sistemas de detección de incendios

Sistemas de detección de incendios

Ante la posibilidad un incendio, la primera línea de defensa son los sistemas de detección de incendios, los cuales son equipos con sensores especializados altamente sensibles que detectan cambios en la temperatura de la habitación en la que están instalados, o bien la presencia de humo en el ambiente.

Estos mecanismos se integran a un sistema de alarmas y a sistemas de control activo de incendios. Los principales sistemas de detección son:

  • Central de detección: Es un panel al cual se conectan todos los detectores y que controla la acción integrada de los mismos, las alarmas y los rociadores o sprinklers.
  • Detectores de CO: Son sistemas electrónicos sensibles al monóxido de carbono presente en el humo.
  • Detectores de Temperatura: Disparan el sistema de alarma y control ante un aumento importante en la temperatura de un espacio.
  • Cable térmico: Especiales para conductos o túneles y para centrales eléctricas. Es una variación del detector de temperatura.
sistemas de extincion de incendios
Sistemas de control de incendios

Cuando ocurre un incendio y ya ha iniciado el compromiso integral a materiales, estructura o bienes, entran en funcionamiento los sistemas de control de incendios. Esta segunda línea de defensa se encarga activamente de controlar la propagación del incendio, controlando la fuente de ignición y permitiendo que se activen los protocolos de seguridad y evacuación.

Este control de incendios se conecta a los sistemas hidráulicos de un edificio, pues su objetivo mayor es la extinción del fuego. Entre estos destacan:

Red contra incendios

Se nombra red contra incendios al sistema interconectado de tuberías especiales que constituyen la fuerza de combate ante las llamas. Sus elementos habituales son:

Sistemas de extinción de incendios:

Son medios ignífugos por excelencia cuya función es ahogar las llamas y evitar mayores daños.

– Sprinklers o rociadores: Dispersan grandes cantidades de agua en un radio amplio, cubriendo todo el espacio comprometido.

– Boca de incendio equipada (BIE): Sistema de manguera y válvula conectado a la red. Ligera y de fácil uso para el control de incendios en áreas grandes.

– Extintores: Sistemas móviles cargados con espuma ignífuga a presión, muy efectivos para espacios pequeños como oficinas o residencias.

  • Columna seca: Para uso del equipo de bomberos, es una tubería incorporada a la estructura en cuyos extremos pueden conectarse mangueras y llevar agua desde el hidrante hasta el espacio afectado.
  • Hidrantes: una toma de agua de gran calibre para emergencias, se localiza en las aceras en posiciones estratégicas y las utilizan los bomberos.
  • Depósitos y grupos de presión: Los depósitos son almacenes de agua de gran capacidad para zonas industriales. Se conectan al grupo de presión un conjunto de bombas de alta potencia que alimentan una red contra incendios propia.

Señalización y alerta

 

Entre los sistemas pasivos, es importante señalar los que intervienen principalmente en los protocolos de seguridad de las personas involucradas en la instalación afectada. La señalización de las rutas de escape, la localización de los extintores e indicaciones básicas, debe estar bien ubicada y de fácil entendimiento para que al momento de accionarse las alarmas no haya accidentes ni pérdida de tiempo en la evacuación o el uso de extintores.

 

Normativa contra incendios

 

Dependiendo de múltiples factores, en cada localidad existe una normativa legal para las instalaciones contra incendios cuyo cumplimiento se exige en los establecimientos. Si bien las normas son, en esencia las mismas prácticamente en todas partes, las variaciones entre localidades no serán muy grandes y estas atenderán a características propias del espacio natural, como la hidrografía del lugar, la vegetación, clima, vientos, entre otras.

Ahora, dentro las normativas si existen variaciones muy específicas dependiendo del tipo de establecimiento donde se instalarán los sistemas contra incendios. Los espacios públicos poseen una normativa distinta a los privados, y entre estos depende de si son espacios laborales o de residencia, cada uno con sus propios parámetros de seguridad exigidos.

Es importante conocer estas normativas, así como también todas las medidas básicas de seguridad ante incendios, de manera que se pueda actuar de manera apropiada ante una emergencia y protegeré e incluso salvar vidas.

red contra incendios
×

Powered by WhatsApp Chat

× Escríbenos por Whatsapp